VIGENCIA

La Llave de los Portales Avileños

La caldosa de los CDR “no faltará”

De norte a sur y de este a oeste, Cuba siempre canta y baila.

Dicen muchos visitantes extranjeros que los cubanos hablamos cantando o que cantamos al hablar, y que al caminar parece que bailamos.

Hay que explicarles que este es un pueblo eminentemente musical, afianzado en sus raíces hispanas y africanas, que dieron origen a una nacionalidad en la cual la música fusionó ritmos y estilos diferentes, para convertirlos en cubanos mil por mil.

Pero esta característica se pone de manifiesto aún más en determinadas fechas del año, como la de la víspera de cada 28 de Septiembre.

Ese día, en 1960, el entonces Primer Ministro Fidel Castro fundó ante un mar de pueblo los Comités de Defensa de la Revolución, como respuesta a varias bombas colocadas por los terroristas contrarrevolucionarios al servicio yanqui, durante la concentración en la cual más de un millón de habaneros le daban la bienvenida tras su primer viaje a la ONU.

Desde entonces los CDR convirtieron en tradición varias cuestiones: la vigilancia masiva, popular y revolucionaria de cada rincón del país; las donaciones voluntarias de sangre para salvar vidas cubanas y de otros hermanos del mundo; las campañas de vacunación que han logrado erradicar 13 enfermedades prevenibles que causan estragos en otros países; la recogida de materias primas, los trabajos voluntarios socialmente útiles en cada localidad. Y las fiestas cederistas.

La noche de 27 de septiembre, en cada cuadra de Cuba, más de 133 000 CDR esperan el aniversario de su organización, con festejos populares en los cuales participa, sin tremor a equivocaciones, toda la familia cubana, desde los bebitos hasta los abuelos.

De forma absolutamente espontánea los más de ocho millones de cederistas aportan sus iniciativas para tal festividad: unos elaboran dulces caseros, otros engalanan la cuadra con Banderas Cubanas, papeles y telas de llamativos colores y emblemas de los CDR.

Otros se encargan de llevar sus grabadoras y casetes con música bailable. Los hay que incluso forman sus grupos musicales y amenizan ellos mismos la fiesta, que se sabe cuando empieza, sobre las nueve de la noche, pero no cuándo termina, lo cual puede ocurrir bien avanzada la madrugada.

LA CALDOSA

Y como una costumbre arraigada, de esas que jamás puede faltar ya desde el primer aniversario, está la caldosa, un plato típicamente cubano, fácil de elaborar, apetitoso y nutritivo, que se elabora en cada cuadra, al aire libre, con el aporte de todos los cederistas.

La caldosa es una variante del ajiaco criollo, descrito en sus obras por el sabio Don Fernando Ortiz, y que antaño consumían los esclavos en sus barracones, en los pocos ratos libres que les permitían los amos.

La Caldosa consiste en un caldo espeso, que contiene todo tipo de viandas, vegetales, hortalizas, especias sazonadoras y carne de cerdo o pollo, o ambas juntas, y sal a gusto.

Generalmente el espectáculo de cocinarla es digno de disfrutar: desde horas tempranas van llegando los vecinos al sitio seleccionado de antemano para su cocción.

Traen yucas, boniatos, papas, malangas, plátanos verdes, pintones y maduros, ajo, cebolla, ají, cebollino, tomate, trozos de carne de cerdo, preferiblemente de la cabeza del animal, y trozos de pollo.

Como las modas alimentarias han ido cambiando, también llega alguno con los “cuadritos” condimentados con sabores de pollo, beacon o jamón.

Todos esos ingredientes, más la sal, son depositados en un enorme caldero con el agua necesaria, y sin las medidas obligatorias de las recetas culinarias, comienza a cocinarse la caldosa.

Suele encenderse un fajo de leña o carbón, mientras a su alrededor se reúnen los cocineros del barrio, muchos ya verdaderos especialistas en la caldosa, quienes son mandados a localizar con tiempo suficiente, para que se encarguen de la elaboración, por aquello de que “a fulano la caldosa le queda exquisita”.

Ya al filo de las nueve de la noche se van retirando las brasas ardientes y el caldero queda en espera de que se dé la voz de: “¡La caldosa!”.

Todos traen su plato o alguna otra vasija, preferiblemente honda, y comienzan a saborear la caldosa bien caliente, para continuar la fiesta, durante la cual se realiza primeramente un recuento de lo realizado durante el año por los miembros del CDR y se trazan planes para la etapa que se inicia esa misma noche.

LA CALDOSA DE KIKE Y MARINA

La caldosa se hizo mucho más popular a partir de que eN la oriental ciudad de Las Tunas, José Enrique Pérez Rodríguez y su esposa Marina elaboraban este plato en su hogar, para disfrute de los amigos que por allí pasaban a la hora de almuerzo.

Gustaba tanto, que un buen día Kike y Marina decidieron abrir un pequeño restaurante, hoy no tan pequeño, y por nombre escogieron el de este plato: La Caldosa.

Fallecido Kike en el 2004, a los 74 años de edad, su viuda Marina continúa cocinando las insuperables caldosas, que hasta merecieron un rico son cubano.

Sí, señor. El doctor en Ciencias Pedagógicas Rogelio Díaz Castillo lleva la música por dentro. Y una buena noche, tras saborear una caldosa, llevó el pentagrama uno de los números musicales cubanos más interpretados en los últimos 40 años: “La Caldosa de Kike y Marina”.

Y como Cuba es una sola y bien unida, el son tunero La Caldosa llegó a oídos de Inocente Iznaga, un repentista y cantante de música campesina, mucho más conocido como El Jilguero de Cienfuegos.

Y así el Balcón del Oriente Cubano y la Perla del Sur se fundieron en La Caldosa de Kike y Marina, que se escucha frecuentemente a través de las emisoras radiales, pero que sobre todo en la víspera del aniversario de los CDR la cantamos y bailamos más de ocho millones de cubanos, que después de la fiesta seguimos cumpliendo con la consigna principal de la organización: mantener la guardia en alto en cada cuadra y en cada barrio, porque pésele a quien le pese y duélale a quien le duela, los CDR que surgieron en lucha contra el terrorismo, se mantienen como el primer día, sin darle tregua al enemigo, trabajando, vigilando, cantando y bailando.

Por HÉCTOR ARTURO, de www.cubahora.cu

Anuncios

27 septiembre 2010 - Posted by | Sin categoría

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: